Tag Archives: coreano

La precisión del coreano

A veces estudiando otra lengua descubres la tuya propia. En el caso del coreano, me estoy dando cuenta que efectivamente así pasa. Pues el coreano es un idioma con una gran precisión, en el sentido de definir muy exactamente el significado de muchas palabras. Y eso te obliga a encontrar las traducciones perfectas a los términos que estudias.

El español también tiene una riqueza muy amplia, pero solemos olvidarla, y acabamos dando usos genéricos a palabras precisas. Por supuesto, a los coreanos también le pasa con su lengua, incluso llegando a conjugar verbos como adjetivos (p.ej. 졸리다). Sin embargo, la riqueza en sutilezas en el vocabulario coreano es asombrosa. No es lo mismo 향수 (hyangsu, perfume acuoso o colonia), 향기 (hyanggi, perfume en el aire) y 향 (hyang, simplemente perfume).

Un caso muy interesante es el de distinguir “sugerencia (제안)” de “recomendación (추천)”, que es difícil tanto en castellano como en coreano. Cualquiera diría que tienen el mismo significado, pero no es así. Pero ni la RAE deja claro la sutil diferencia, y hay que pararse a pensar un rato hasta encontrarla.

¿Cuál es la diferencia?
.
.
.
.
.

Una sugerencia es un comentario para que algo que está mal mejore, mientras que una recomendación es un comentario de algo que está bien. En el caso coreano, la propia etimología de la palabra dice que sugerencia es “acompañar con la mano” a alguien, como guiarlo o ayudarlo; por otro lado recomendación es “empujar una presentación”, dar a conocer al otro algo que es bueno.

La verdad es que debería apuntarme pares de palabras diferentes, pero que la gente acaba mezclando por falta de sutileza. Otro ejemplo: celos y envidia (la diferencia, en el primer comentario).

Morak morak, vapor humeante

Los coreanos usan muchísimo las onomatopeyas y las palabras miméticas en el día a día. Algo que sorprende pues, por ejemplo, en el español raramente las usamos. No decimos “una campana hacía tilín-tilín”, sino “una campana sonaba”. En coreano se convierten en adverbios.

Las onomatopeyas son representaciones de sonidos de la naturaleza. Desde los clásicos ladridos de un perro al lloro de un bebé. Además de fenómenos naturales. Por ejemplo, en coreano no es raro usar la onomatopeya de lloros, òng-òng (엉엉), en medio de una frase. O el latido del corazón, du-gun-du-gun (두근두근), usadísimo para mostrar tensión.

Hot bulgogiLo curioso es que también tienen “palabras miméticas”, algo que (creo) no existe en español. Etimológicamente (의태어) es “palabra de esbozo de actitudes”. Por ejemplo, mi favorito: el denso vapor humeante es morak-morak (모락 모락). “La comida salió morak-morak a la mesa”.

Otros ejemplos:
gobul-gobul (고불고불), en zigzag.
chal-chal (찰찰), desbordándose, derramándose.
dol-dol (돌돌), enrollando, rodando.
dòngsil-dòngsil (덩실덩실), bailando.
ònggum-ònggum (엉금엉금), arrastrándose.

No estaría mal trabajar creando palabras miméticas modernas…