Monthly Archives: July 2014

El gran estratega coreano

La historia nos ha dejado grandes estrategas militares que muchos de nosotros conocemos. Desde Julio César a Genghis Khan, desde Napoleon a Erwin Romell. Y si nos centramos en los estrategas navales, aparte de Nelson no es fácil nombrar a más gente. Almirantes como Blas de Lezo (español), o Yi Sun Sin (coreano), también merecen ser recordados.

Yi Sun-shinEl almirante 이순신 (romanizado como Lee Sun-shin o Yi Sun-Sin) fue uno de los mayores estrategas navales de la historia. Nacido en Seúl en 1545, llegó a comandar la flota coreana contra la invasión japonesa, y a pesar de tener todos los factores en contra, jamás perdió una batalla.

En Corea es quizás el personaje histórico más venerado, junto con el gran Rey Sejong (precursor de la escritura coreana). No hay ciudad que no tenga una estatua de Yi Sun Sin. Pues su historia de sacrificio es realmente inspiradora.

Nacido en casa de una familia acomodada, se desinteresó de las labores típicas de la clase alta y se alistó al ejército, pasando el examen de acceso brillantemente en 1576. Pronto destacó su brillantez, y tras ser asignado a la frontera norte, llegó a capturar al jefe enemigo. Por otro lado, los japoneses decidieron invadir Corea como paso necesario para atacar China.

Tras haber tomado Busan, al sur de Corea, los japoneses vieron que tenían un problema: Yi Sun Sin. Así que enviaron a un doble espía a la corte coreana, para tratar de inducir un ataque suicida. El rey Seongjo cayo en el ardid, y ordenó el ataque, pero Yi Sun Sin desconfiando de los espías, se olió la trampa y se negó. Acusado de traición, fue arrestado y encerrado en una prisión en Seúl, en 1597. Fue torturado con los métodos de la época, mientras que su sustituto al mando de la flota, Won Gyun, cayó en la trampa.

Uno de sus amigos cortesanos logro evitar que lo mataran, y fue reinsertado en el ejército como soldado raso (en la época, una humillación mayor que la muerte). Durante un tiempo obedeció a sus superiores sin rechistar. Pero pocos meses después fue recolocado en su puesto de almirante, tras el desastre de Won Gyun.

La batalla de Myeong-nyang (명량)
El almirante Yi Sun Sin se encontró con una flota totalmente destrozada, con solo 13 navios, apostados en el estrecho de Myeong-nyang, junto la isla Jindo (tristemente famosa por el reciente hundimiento del Sewol). Los japoneses disponían de 133 barcos de guerra, más rápidos que los coreanos, y además al menos 200 barcos de soporte. Sin embargo, con una gran moral Yi Sun Sin definió una estrategia brillante y logró ganar la batalla, dando un golpe brutal a las aspiraciones japonesas. Desde entonces esta victoria es material de estudio obligado a todo estratega militar.

Por cierto, este verano la película “Myeong-nyang” está en los cines de Corea:

También, conociendo la excelente habilidad de los japoneses de abordar barcos, fue el inventor del “barco tortuga“: un barco cubierto por arriba que evitaba abordajes. Coronado con una cabeza con forma de dragón, fue clave para la guerra psicológica con los japoneses.

Murió el 16 de diciembre de 1598, en la batalla de Noryang, luchando con la ayuda de los chinos contra los japoneses. Fue la última batalla que ganó, logrando el fin de la invasión japonesa. Famosas son sus últimas palabras: “Seguid golpeando los tambores de guerra, no anunciad mi muerte”.

El orgullo gay en Seúl

Parade headHace unas semanas descubrí que el desfile del “Orgullo Gay” de Seúl iba a ser en mi barrio. Fue toda una sorpresa, porque Corea es un país muy tradicional, y si bien no hay ninguna ley prohibiendo la homosexualidad, hay una gran parte de la población que es reticente. Todo un contraste con España, el país con más aceptación del mundo. Aunque a mí me encanten las mujeres, tengo muchos amigos homosexuales y buen conocimiento del tema, así no podía desaprovechar la ocasión de ver que se haría en Seúl.

Y ahí empieza el problema: el ayuntamiento no daba permiso. Cada año el gobierno local se inventa una excusa para que el desfile no tenga lugar. Este año era “aun estamos guardando luto por nuestros muertos”, los muertos del ferry Sewol que se hundió 2 meses atrás. Pero los organizadores decidieron hacer el resto de actividades en la calle peatonal de mi barrio. Una calle, por cierto, que se ha “pacificado” desde que solo permiten el paso de autobuses, y solo en días laborables.

A media mañana ya había un gran ambiente (nunca mejor dicho), con un gran escenario central y puestos de todo tipo, desde marcas de ropa a Google, pasando por la embajada de EEUU. La excepción era en los extremos de la calle: en uno el ayuntamiento había instalado un escenario para hace un concierto por el Sewol, y en la otra punta unos pastores cristianos rezaban con movimientos casi espasmódicos, gritando que volvería Jesucristo e historias similares, dando más bien pena.

PeoplePor la tarde se hizo un simulacro de desfile: en una calle lateral los camiones activaron sus equipos de sonido, y la gente se puso a bailar. Mucho iban avanzando por la calle pensando que se hacía desfile, pero al ver que no había desplazamiento acababan bailando de camión a camión. La fiesta duró varias horas, hasta que la policía apareció, pidió repetidamente apagar los equipos de música y dispersarse.

Detalle: en Corea se usa a los jóvenes que están haciendo el servicio militar como refuerzos policiales. Así que ante cualquier manifestación, el centro de Seúl se llena de auténticos batallones de estos jóvenes, simplemente con un chaleco y algunos con escudos. Verlos sin saber esto da una sensación de estado policial total.

Lots of policeMientras cenaba en casa pude saber que algunos manifestantes habían sido rodeados por la policía. Así que me acerqué a verlo. Es un contraste total con las manifestaciones de España. Allá habían un grupo rodeado de 3 capas de “falsos” policías. Podías acercarte sin problemas a echar un vistazo (en España hubiera recibido un porrazo). Los amigos de los rodeados estaban en las inmediaciones, mirando y esperando (en España ya he hubieran lanzado botellas). Llegó un camión de arrestos, y la gente lloraba pero no movían un dedo. Finalmente llegó la policía auténtica, e hicieron el cambio, quedando un anillo de policías, ¡que miraban hacia dentro! Los batallones de los jóvenes se marchaban rápido, y yo hice una prueba (llamadme loco), interponiéndome sutilmente en su camino, pero todos evitaron el más mínimo roce conmigo.

La sorpresa de la noche vino unos minutos después, cuando me di cuenta que en la calle principal habían decidido empezar el desfile. No sé si sería una iniciativa unilateral, pero de pronto la gente estalló de euforia y todo el mundo se unía. Tomando un carril de una de las avenidas, dimos la vuelta al barrio a paso ligero mientras los vecinos y los conductores cercanos daban muestras de entusiasmo. Al final, algunos policías viendo que el desfile estaba en marcha, ayudaron a redirigir el tráfico. Así que fue un final de liberación, un gran final.

Queer parade in Sinchon, Seoul from Julio Martinez on Vimeo.

La mejor carne de Asia

Kobe meatEn Asia es la carne de ternera más consumida es la australiana. Australia ha sabido vender muy bien su producto, a pesar de la enorme distancia (desde Seúl, Alemania está tan lejos como Australia). Sin embargo, hay dos carnes locales que merece destacar, una de Japón y otra de Corea.

En Japón, hablar de carne es hablar de Kobe. En Marzo tuve la suerte de ir de viaje a Japón junto a Miguel, y fue una de las ciudades que visitamos. En esta pequeña ciudad costera, a la vaca se le da un trato exquisito, consiguiendo que en su carne las vetas de grasa se distribuyan uniformemente. Esto da una textura única, de hecho, destacaría más su textura que su sabor.

Kobe meat La ternera suele tener una carne más dura, pero la de Kobe casi se deshacía en la boca. El sabor, como una buena ternera gallega. La que probamos fue cocinada en una plancha, donde primero se calentó mantequilla con láminas de ajo fritos. Sobre esa grasa se coció la carne rápidamente, en pequeños trozos. Así que parte de la mantequilla y el sabor del ajo se transmite a la carne, lo cual puede tener pros y contras.

En Corea hay muy pocas vacas, ya que es un país muy montañoso y no hay espacio para ganadería. Sin embargo, es famosa la carne llamada “Han-u (한우, 韓牛)” de la provincia de Gangwondo, al este de Seúl. Son vacas criadas en libertad, que producen una carne exquisita.

Let's eat!Hace unas semanas nos acercamos al mercado de carne de Majang, en Seúl, buscando han-u. Al entrar a unos de los restaurantes, se elige primero la carne y luego se pasa al comedor con fuego en cada mesa. Las opciones de carnes son extensas, así que acabamos eligiendo han-u de clase media-alta, para probarla, y luego carne de cerdo para rellenar.

La cocción de la carne se hace en la misma mesa, en un fogón de carbón con una rejilla encima. Un detalle muy interesante es que el fogón tiene a su alrededor un “canal” de agua (casi no se aprecia en la foto). Esto hace que haya un poco de vapor, que ayuda a que la carne no se seque tanto por la cocción por el aire caliente y radiación del carbón. El resultado, una carne de sabor especial, con mucha jugosidad.

¿Hay hambre?