El paseo del tarareo en Seúl

Humming wayMuy cerca del río Han hay otro riachuelo, el Banpo-cheon, por donde dar un paseo. Junto a este torrente de agua hay un camino habilitado llamado “Humming Way”(sic, en inglés). Concretamente empieza en la salida 1 de la parada de metro de Dongjak (línea 4) y acaba en la salida 5 de la parada Express Bus Terminal, con una longitud de poco más de 2 Km.

Este paseo tiene pavimento de goma, supongo que para incitar al deporte, además de una curiosa explicación del nombre. Según dice el letrero a su entrada, se invita a la gente a tararear, o textualmente “cantar con la nariz”. Un paseo “parecido a estar en plena naturaleza”. Si bien hay bastante vegetación, también se oye el ruido de calles cercanas, así que no es como ir por un bosque. Aun así, el paseo es bastante tranquilo, con poca gente y algunas zonas de vegetación densa.

PathwayUna sugerencia es acercarse desde allí a la calle “francesa” de Seorae, como sugería Eurowon en su blog. Yo solo lo recomendaría si vives en Seúl y tienes intención de comprar vino. Si no, es perder el tiempo, pues puedes encontrar mejor pan (por ejemplo en “Wood & Brick”) y mejores cafeterías (en Hongdae).

Otra sugerencia mejor es empezar la ruta en la salida 5 de Express Bus Terminal, recorrer el Humming Way, para desembocar en el río Han y volver hacia el este, hasta el puente Banpo. El paseo al lado del gran río coreano siempre es agradable. Además, en esa zona hay varias islas artificiales muy curiosas de ver.

Banpo bridge at nightPara rematar la tarde, vale la pena ver el espectáculo de fuentes de colores del puente Banpo, tras haber pasado por alguna tiendecita cercana a comprar algo de comida. Es decir, hacer un pícnic a la vera del río, mientras se ve un espectáculo de luces, con la vista del centro de la ciudad al otro lado del río. Suele haber espectáculo a las 8 y 9 de la tarde, aunque lo mejor es consultar la web de la oficina de turismo.