Sintetizando sonidos con FM

Hace un par de semanas me compré un sintetizador nuevo, un Yamaha reface DX. Es de tamaño realmente pequeño, unos 53cm de largo (menos que un brazo), pero eso lo hace realmente transportable. Además puede funcionar con baterías, por lo que te lo puedes llevar al sofá y trastear con él.

A pesar de la pinta de juguete que tiene, es todo un sintetizador con gran capacidad de edición de sonidos. Sus miniteclas son, a pesar de su tamaño, suficientemente cómodas para poder tocar e improvisar.

Pero lo que me tiene encantado realmente es que su sistema de síntesis es la FM, o Modulación en Frecuencia.


La síntesis FM fue el primer sistema de sintesis digital, inventando en los 70 en Standford, pero patentado por Yamaha en los 80.

En los 70 los sintetizadores eran puramente analógicos, de modo que usaban como base unos osciladores con mucha riqueza de armónicos (onda de sierra o cuadrada) y luego aplicaba filtros para apagar ese sonido (con condensadores y resistencias). El resultado es una interfaz de síntesis sencilla, donde eliges la onda básica y la suavizas con el filtro.

Pero llegaron los 80 y cambió el paradigma: la FM (también usada en radio) se basa en empezar con ondas puras senoidales y combinarlas entre sí. Si modulas una senoidal con otra en frecuencia, se generan armónicos por todos lados. Si además eliges la frecuencia base de cada onda con cuidado puedes crear inarmónicos (campanas), e incluso ruido. Para rematar, encadenas hasta 6 generadores de onda (llamados “operadores”) y el resultado es de una riqueza sonora elevada. La interfaz de síntesis se complicó hasta casi necesitar un doctorado para poder crear sonidos. Pero la gama de sonidos que podía hacer un teclado se amplió enormemente.

Yamaha lanzó su DX7 en 1983 y se convirtió en un superventas. Para facilitar las cosas, incluyó 32 patches (sonidos ya diseñados) que se pueden escuchar en casi todas las canciones de los 80. Luego en los 90 llegaron mejores sistemas de sintesis, basados en sampling de instrumentos reales. Pero en los 90 también llegaron los PC y las primeras tarjetas de sonido. ¿Ad Lib, os suena? Fue el primer estandar de sonido en PC, y por supuesto usaba FM con un chip de Yamaha de 2 operadores y 9 canales. Luego las Soundblaster añadieron sampling, pero manteniendo el chip de Yamaha.


Quizás por eso me gusta mi nuevo reface DX, por nostalgia. Toco un sonido, y ahí está esa sonoridad del Monkey Island, o la flauta de Tikal del Fate of Atlantis, pero mejorada con tecnología de 2018. Como muestra, 3 sonidos creados por mí desde cero:

Este sintetizador además tiene una interfaz más clara que sus hermanos de los 80, por se pueden crear sonidos más fácilmente, con control táctil. Jugar a añadir armónicos e inarmónicos sigue siendo complicado de entender, pero la exploración sonora es realmente divertida.

Unas últimas palabras sobre la sintesis FM: si te pica la curiosidad, siempre puedes probar con la app SynprezFM en android (activando el modo experto), o Dexed en PC, en ambos casos emulan el Yamaha DX7 original. Y si te lo permite el presupuesto, puedes pasarte al harware con un Korg VolcaFM (~130€) o incluso mi querido refaceDX (~300€).

One thought on “Sintetizando sonidos con FM

  1. Pingback: Mi historia con los teclados | Liopic

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *