Monthly Archives: May 2015

No viajando en avión entre Europa y Asia

Steam train in SwanageHoy en día el avión nos facilita los viajes increíblemente. Recuerdo que mi abuelo decía que el tren de Alicante a Barcelona tardaba 33 horas, cuando ahora son 5 horas (y en avión apenas 50 minutos). Hoy en día con 33 horas le das la vuelta al globo en avión. Pero el avión no es el transporte idóneo: contamina enormemente. Además, uno se mete en ese túnel de metal y aparece en otro lado del mundo, sin haber visto ni por donde pasaba.

La primera alternativa al avión que busqué años atrás era el barco. Si bien los cruceros de pasajeros no hacen distancias intercontinentales, los buques mercantes navegan enormes distancias y algunos suelen tener camarotes vacíos para pasajeros. Si uno no tiene prisa, o trabaja remotamente (muchos barcos tienen internet via satélite), es una opción interesante.

CMA CGM Balzac.jpg

Entre Europa y Asia hay bastantes opciones de rutas marinas, pero al tardar muchos días el precio final es caro (pues se paga pensión completa). Hay que entender que el viaje aquí no es el destino, es el trayecto, con todas sus paradas. Por ejemplo, Freighter Travel tiene una ruta que parte de Valencia y llega hasta Busan en Corea; 41 días a 85€/día. También hay otra compañía alemana con ruta desde Hamburgo hasta Busan. La oferta es abundante, pero cara: CMA-CGM, Hanjin, etc.

La otra alternativa es el tren. La línea de tren de pasajeros más larga del mundo es el famoso transiberiano, con casi 10.000 Km cruzando toda Rusia. Aunque quizás a nosotros nos interese más el transmongoliano, de Moscú a Pekín en 5 días.

Seúl-BerlínPor otro lado, a finales del año pasado se abrió la ruta de tren de mercancias más larga, con 13.000 Km entre Yiwu (en la costa de China) y Madrid, en 21 días. En realidad eran varios trenes, pues el ancho de vías cambia en tres puntos de la ruta. Muchos comentaron entonces que pagarían por un viaje de pasajeros así.

Una empresa coreana tomó el testigo y ofrece un Seúl – Pekín – Moscú – Berlín. Aunque el tramo Seúl – Pekín se hace en avión. El precio asusta, 2400€. Aunque son 19 noches y 20 días.

Lo bonito será ver algún día una Corea unificada, con este mapa ferroviario operativo. Un mapa que está en Dorasan, la última estación de tren de Corea del Sur antes de la frontera.

transeurasiaImaginando un tren bala con una velocidad media de 350Km/h, de Barcelona a Seúl tardaría unas 33 horas. Justo lo mismo que tardaba mi abuelo desde Alicante a Barcelona.

¿Quién se apunta?

Deberías cultivar vegetales

Growing tomatoesDesde hace al menos 8 años cada año he cultivado vegetales en casa. Incluso en mis 3 años en Corea, siempre encontré una manera de tener unas macetas con tomates y pimientos. Y os aseguro que si yo pude, viviendo en los zulos que he vivido (5m², una sola ventana), vosotros también podéis. No hay excusa posible.

Es una experiencia que recomiendo a todo el mundo. Primero porque te das cuenta del proceso de creación de, p.ej. un tomate. De lo lento y difícil que es conseguir un tomate como el que compraste en el mercado. Acabas valorando más lo que comes. Y a la vez, cuando cultivas, acabas regalando más. A pesar del tiempo empleado, hay una necesidad de compartir los frutos. Algo que quizás llevamos en los genes desde la prehistoria y que nos ayudó a evolucionar.

Big corn saladLo que he visto tras vivir en Barcelona, Seúl y México DF es una total desconexión de los ciclos naturales y la gente. Preguntas a alguien de la calle cuando es la temporada de tomates y te dirá “todo el año”. ¿No es triste?

Es cierto que aun hay ecos del pasado rural en las ciudades. En Barcelona, hay tradiciones que hacen que, por ejemplo, se tomen castañas a final de octubre. O en Corea, debido a las marcadas 4 estaciones, se esperan boniatos en otoño y no en otras estaciones.

A veces imagino un futuro donde la gente en las ciudades esté obligada bajo multa a tener plantas en sus balcones, plantas comestibles. Al menos las ciudades serían más coloridas y sostenibles. Es cierto que arreglar el mundo a base de multas o reglas no es una solución, sino que la propia gente supiera de manera natural lo que deberían hacer. Hace falta más educación. O al menos más curiosidad.